Crear una cuenta Todos los campos son obligatorios
Sus mezclas de Hennessy favoritas
También puede ingresar con FacebookPor favor, complete todos los campos obligatorios
loading
Su cuenta

Hemos enviado un mensaje a su dirección e-mail.
Por favor active su cuenta en un plazo de 24 horas.

Visite Hennessy.com VOLVER

Por favor introduzca el e-mail que utilizó al inscribirse.

Le enviaremos una nueva contraseña a la mayor brevedad posible.

CANCELAR

Error

Una nueva contraseña acaba de ser enviada a email@gmail.com

No olvide actualizarla en los detalles de su cuenta.

Por favor, introduzca los caracteres que aparecen en la siguiente imagen:
Image CAPTCHA
Hennessy

La renovación de Paradis por Ferruccio Laviani

BIOGRAFÍA

Laviani nació en 1960 en la ciudad italiana de Cremona, célebre por sus instrumentos de cuerda. Durante los últimos veinte años, Laviani se ha distinguido por sus diseños de objetos de lujo contemporáneos cuyas líneas y siluetas innovadoras hablan el lenguaje del diseño moderno. Admirador de Memphis, el famoso grupo de diseñadores italianos de la vanguardia del modernismo de los años 80, Laviani es un diseñador intuitivo y ecléctico. Con mano segura y gran claridad, combina audazmente clasicismo con modernidad, estilo barroco con minimalismo, y opulencia con sencillez. Este enfoque le ha convertido en una de las principales figuras del diseño italiano. De niño, Laviani soñaba con convertirse en fabricante de instrumentos. Sensible a la pureza original de Hennessy Paradis y con la delicadeza de un fabricante de violines, ha llevado el decantador de Hennessy Paradis al siglo XXI con fuerza y elegancia.

Elongación de la silueta

Los diseños de Laviani son notables por su pertinencia y su contenido emocional. El decantador de Hennessy Paradis comenzó con un gesto de inspiración; añadió un pedestal para elongar su silueta, curvas y alerones para refinar su silueta redonda, y un juego de luz y transparencia para intensificar el cálido color ambarino de la mezcla. "Mi objetivo era elongar el decantador de Paradis, pero a la vez preservar la pureza de su diseño original, destacando sus sinuosas curvas para hacerlo más redondo, más generoso, más precioso." Ferruccio Laviani