Crear una cuenta Todos los campos son obligatorios
Sus mezclas de Hennessy favoritas

Los datos personales aquí recolectados están destinados a Jas HENNESSY & Co quien podrá utilizarlos para propósitos de gestión de clientes y prospección comercial y comunicarlos con este fin a otras entidades del grupo Moët Hennessy en lo que respecta a Hennessy, según las condiciones descritas en nuestra política de privacidad.

Usted dispone del derecho de acceso y rectificación de sus datos personales, así como de oponerse a que estos sean objeto de tratamiento, bajo reserva de justificación con una razón legítima. Igualmente, en cualquier momento puede oponerse sin que medie gasto alguno a que sus datos sean utilizados para propósitos de prospección comercial. Puede ejercer estos derechos contactándonos por mail mediante contact@hennessy.fr o correo postal Jas Hennessy & Co, Service Relation Consommateurs, rue de la Richonne, C.S. 20020, 16101 Cognac Cedex (Francia) .

También puede ingresar con FacebookPor favor, complete todos los campos obligatorios
loading
Su cuenta

Hemos enviado un mensaje a su dirección e-mail.
Por favor active su cuenta en un plazo de 24 horas.

Visite Hennessy.com VOLVER

Por favor introduzca el e-mail que utilizó al inscribirse.

Le enviaremos una nueva contraseña a la mayor brevedad posible.

CANCELAR

Error

Una nueva contraseña acaba de ser enviada a email@gmail.com

No olvide actualizarla en los detalles de su cuenta.

Por favor, introduzca los caracteres que aparecen en la siguiente imagen:
Image CAPTCHA
Charles Sandison comenta el evento en Guangzhou

Charles Sandison comenta el evento en Guangzhou

De acuerdo con el artista británico, cada espacio de la exposición Hennessy 250 generará una dinámica nueva.

Charles, en su opinión, ¿cómo fue la primera experiencia en China del Tour Hennessy 250?

¡Muy interesante! De hecho, una de las razones que me hizo querer participar en este proyecto fue el convencimiento de que el Tour iba a ser un acontecimiento único. Para mí, la primera parada fue como una especie de puente para conectar con la cultura del país y la comunidad china de Guangzhou.

¿Qué tal Guangzhou, le pareció una buena inspiración?

Por supuesto. No soy el típico artista que se pasa el día en el estudio trabajando, el mundo es mi inspiración. Pasear por la ciudad y conocer a todo el equipo chino que participó en el proyecto fue muy enriquecedor para mi obra. No hay que olvidar que la instalación que creé para Hennessy es una pieza orgánica: cuanto más viaje, más crecerá. Será interesante ver el modo en que cada nuevo lugar cambiará la exposición, creando una nueva dinámica.

¿Supuso un reto trabajar en el Opera House de Zaha Hadid?

Este tipo de proyectos siempre implica un proceso de aprendizaje. Cada espacio conlleva su propio conjunto de retos y oportunidades. Desde el principio me atrajo la idea de que no fuese fácil adaptarse. La exposición está ubicada en una especie de zona de paso del Opera House —esa es su verdadera función—, pero su formato también resulta idóneo para presentar una propuesta seria que transmita la historia de Hennessy. Por una parte estás obligado a respetar la arquitectura, pero por otra también debes mantener tu presencia física como artista, en mi caso, y como Maison, con el patrimonio de Hennessy.

¿Qué le pareció la exposición?

Fue una agradable sorpresa. Mantuve una cierta distancia durante el proceso de creación de mi propia obra. Quería sentirme cerca de Hennessy, pero manteniendo una especie de distancia crítica que me permitiese trabajar de forma libre y desinhibida. Me encanta el espíritu y la pasión que impulsan a Hennessy a continuar adelante, pero yo necesitaba dar un paso atrás para no dejarme influir por los debates sobre la estructura expositiva; quería llegar allí y sentirme como cualquier otro visitante. También era importante asistir a esta primera exhibición para poder ver mi obra en el contexto general del museo.

¿Cómo respondió el público chino a su obra?

En China me apetecía ser como una araña: escondido en una esquina de la instalación espiando a la gente para ver sus reacciones. Es una experiencia de la que siempre se aprende mucho. Esto me permite ver la reacción de las diferentes culturas ante esta forma de arte tecnológico. Los visitantes de Guangzhou parecían sorprendidos, ¡y eso es una buena reacción! Eso significa que conseguiste establecer un diálogo con el público.

¿Cómo ve la evolución de su obra durante los próximos 50 años?

Básicamente, mi obra es algo "vivo" y yo soy como una especie de jardinero que plantó un jardín. Todas mis obras crecen y evolucionan constantemente, así que, si hay una séptima generación de Sandisons presente en el 500.º aniversario de Hennessy y ven mi obra, heredarán algo vivo y en constante crecimiento. No será la misma obra que es ahora, sino que habrá evolucionado, al igual que Hennessy, y llevará una vida paralela a la de la Maison. Esta obra no solo se conservará junto al resto del archivo, sino que pasará a formar parte de él.