Crear una cuenta Todos los campos son obligatorios
Sus mezclas de Hennessy favoritas

Los datos personales aquí recolectados están destinados a Jas HENNESSY & Co quien podrá utilizarlos para propósitos de gestión de clientes y prospección comercial y comunicarlos con este fin a otras entidades del grupo Moët Hennessy en lo que respecta a Hennessy, según las condiciones descritas en nuestra política de privacidad.

Usted dispone del derecho de acceso y rectificación de sus datos personales, así como de oponerse a que estos sean objeto de tratamiento, bajo reserva de justificación con una razón legítima. Igualmente, en cualquier momento puede oponerse sin que medie gasto alguno a que sus datos sean utilizados para propósitos de prospección comercial. Puede ejercer estos derechos contactándonos por mail mediante contact@hennessy.fr o correo postal Jas Hennessy & Co, Service Relation Consommateurs, rue de la Richonne, C.S. 20020, 16101 Cognac Cedex (Francia) .

También puede ingresar con FacebookPor favor, complete todos los campos obligatorios
loading
Su cuenta

Hemos enviado un mensaje a su dirección e-mail.
Por favor active su cuenta en un plazo de 24 horas.

Visite Hennessy.com VOLVER

Por favor introduzca el e-mail que utilizó al inscribirse.

Le enviaremos una nueva contraseña a la mayor brevedad posible.

CANCELAR

Error

Una nueva contraseña acaba de ser enviada a email@gmail.com

No olvide actualizarla en los detalles de su cuenta.

Por favor, introduzca los caracteres que aparecen en la siguiente imagen:
Image CAPTCHA
Las interminables noches de Moscú

Las interminables noches de Moscú

Nuestro reportero nos muestra un típico sábado noche en Rusia.

En Moscú, lo mejor sucede después de la puesta de sol. El mes pasado estuve allí para ver qué hacen los rusos por la noche y el veredicto es claro: es una de las mejores noches del mundo. La velada comenzó del mejor modo posible, en la Hennessy Be Very Special Party. La Maison organizó una gran fiesta para celebrar su 250.º aniversario en el New Manege. El DJ Graziano della Nebbia sorprendió con sus dotes como selector musical mientras la pista se llenaba ante la presencia de una imponente Time Barrel. Aquella noche se enviaron toneladas de mensajes al futuro. El museo cerró a las dos de la mañana, así que la fiesta se trasladó al Red October, una antigua fábrica de chocolate transformada en algo un tanto inusual para Moscú: un espacio bohemio dedicado al arte, la diversión y la cultura repleto de bares modernos, restaurantes originales, galerías de arte contemporáneo y clubs increíbles. El resto de la noche se sucedió a la velocidad de la luz y mi avión salía poco después de que el sol empezase a despuntar. La semana que viene veremos si Nueva York puede superar la locura de Moscú.